Lo que mejor sabemos hacer es volver realidad tu imaginación y crear clientes 100% satisfechos

Algunos testimonios:

El cariño de una hija por su padre

“Cuando yo era pequeña dibujaba a mi papá con su maletín de trabajo, sus lentes, su corbata y sus pelitos parados. Han pasado 17 años desde que hice este dibujo y me gustaría poder regalarle el juguete en agradecimiento por guardar mis dibujos tantos años.”

El cariño de una madre por su familia

“Decidí dibujar un ángel que lleve de la mano a mi hijo Mateo de Jesús de 3 años, el Ángel es mi hijo mayor Manuel Alejandro que lo perdí hace 11 años a las 33 semanas de gestación 😔, apesar de la pena por su partida y el tiempo transcurrido se que siempre está presente y nos acompaña, más ahora cuidando a su hermano menor. Como no tengo ninguna foto de mi bebé este juguete representa a como me imagino a mi hijo sonriente y con rulos.